PRIMER SEMANA DE VAPEO

Si estás empezando a vapear, la primera semana es crucial.  Esta guía es para no salirte del carril  y definitivamente no volver a fumar

Dejar de fumar puede ser un reto, por decir lo menos.

La nicotina influye en gran parte pero también la rutina y todos los rituales que tenemos al fumar. Ese primer jalón en la mañana con la taza de café, el humo que extrañamos después de la comida, el cigarro nocturno en el jardín. Uno que otro cigarro acompañado de una cerveza o los miles en una noche de fiesta. Sabes que necesitas dejar de fumar pero despedirse de todos estos momentos no es fácil.

Es por eso que vapear funciona tan bien. Si!, es diferente pero puede ser aún mejor que fumar.Tienes la nicotina para adaptarte al principio y además algo que hacer en todos esos momentos y más. Vapear mantiene la esencia de la parte placentera pero reduce drásticamente el riesgo al menos en en 95% según el “Royal College of Physicians”

Pero cambiar a vapear también presenta sus propios desafíos. Hace que dejar el cigarro sea más fácil pero no elimina el esfuerzo de dejar de fumar. Más allá del desafío psicológico, familiarizarse con la tecnología también puede tener una curva de aprendizaje.

Obtener la mentalidad correcta y saber que esperar

Es importante tomar una decisión consciente y comprometida. Ya sea para cambiar todo de una vez o gradualmente con el tiempo. Tomar la decisión ayuda en los momentos de debilidad cuando se acaba la batería o se tiene un antojo por ejemplo.

Vapear no es fumar. La nicotina ahí está (lo cual es vital) pero ahí se acaban las similitudes. Vapear es una sensación  completamente diferente a fumar y puede llevarte un tiempo acostumbrarte. Es posible que tengas que probar un par de dispositivos y unos cuantos e líquidos diferentes para encontrar el que realmente funcione para ti. La inhalación es diferente y aunque por lo general es corto el plazo, te puede hacer toser un poco al principio, incluso con un sabor a tabaco, por cierto el sabor será notablemente diferente al sabor de un cigarro habitual.

Préparate para empezar!

No olvides tener todo lo necesario, 2 equipos ( para cuando cargues 1 puedas usar el otro) o 2 baterías. Suficiente líquido, Siempre es bueno tener líquido de más. Compra líquidos con diferentes concentraciones de nicotina para ir probando y alternando. No es lo mismo ir a comprar una cajetilla de cigarros en la esquina que una tienda de vapes. Resistencias, generalmente los kits de inicio tienen una resistencia de repuesto pero si no es tu caso, asegúrate de tener otra.

Amigos, familia, blog de vaping, vape shop, etc busca tener apoyo para cuando tengas esos antojos graves o dudas.

 Que hacer con los antojos?

Primero y aunque sea obvio, si puedes vapear, hazlo! No te preocupes si sientes que vas a vapear mucho, es mejor vapear más y sentirse satisfecho que pasar el tiempo deseando poder fumar. Si tienes un líquido con mayor nicotina, úsalo especialmente cuando los antojos sean muy fuertes. Si no puedes vapear, recuerda que los antojos son de corta duración. Después de 5 a 10 minutos, el deseo habrá pasado. Cada antojo que evites es una victoria y cada una hace que los antojos futuros sean más fáciles de tratar. Intenta hacer algo activo, Dar una caminata rápida, nadar o cualquier cosa que pueda distraerte. Lo importante es que cada día será más fácil. La clave es recordar que todos los antojos pasarán. A medida que pase la primera semana, los antojos físicos desaparecerán y, aunque los vínculos psicológicos tardarán un poco más en romperse, si te mantienes enfocado y vapeas cuando lo necesites, también lo superarás!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *