El servicio de prisiones en Escocia invirtió 150,000 libras en kits de vapeo.

escocia-vape-cigarro electrónico

Las cárceles en Escocia han repartido alrededor de 7,500 kits para mejorar la salud física y mental entre los internos.

En Escocia se llevó a cabo una prohibición de fumar en las prisiones de todo el país, pero aún tenían que lidiar con una tasa alta de adicción a la nicotina en las cárceles.

El servicio de prisiones de Escocia (SPS) fortaleció su compromiso de no fumar, al anunciar que proporcionaría a los presos kits de inicio de cigarros electrónicos. La inversión del SPS se totaliza en 150 000 libras. Aunque algunos han criticado el costo, SPS insiste en que es una inversión en la que vale la pena invertir a cambio de la salud a corto y largo plazo de los reclusos y el personal.

En el momento de la prohibición, las estadísticas de la prisión eran 72% de tasa de tabaquismo y también una tasa de fumadores de segunda mano comparable a la de un bar público en Escocia.

Es muy pronto para poder comparar los cambios y medir como afectará esto a la tasa de fumadores en la prisión, pero el personal ya ha elogiado el programa.

” Es un paso muy positivo para el bienestar de las personas que cuidamos y de las personas que trabajan con nosotros. Creo que es un dinero bien gastado. Los beneficios de salud para nuestro personal y los prisioneros superan con creces cualquier costo inicial que tenemos al presentar el programa”

Tom Fox, portavoz de Scottish Prisoner Services

Tanto el personal penitenciario como los reclusos han informado también, de una mejoría notable en la calidad del aire y el SPS afirma que es un 80 por ciento más limpio.

“No ha habido muchos problemas, ni nada por el estilo, desde que llegó la prohibición de fumar, como se esperaría, y es debido al hecho de que hemos tenido los vapes”

Reclusa afirmó que el suministro de cigarros eléctrónicos disminuyó los aspectos negativos de la prohibión en declaraciones a la BBC

A los presos se les proporciona un cigarro electónico y tres e-liquid con sabor gratis. Sin embargo se espera que paguen las recargas.

Si quieres leer el artículo completo de la BBC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *